26 May

Capítulo 294: Influenciable

– Oye hueón, ¿Y quién es esa mina de pelo rojo y piercings con la que subes fotos a cada rato?
– Una chica a la que estoy conociendo. Participa en unos colectivos feministas, y es súper progre para sus cosas. He aprendido caleta con ella.
– ¿La dura? ¡Qué buena! Y me imagino que ahora harás lo que haces siempre po, ¿O no? Read More

25 May

Capítulo 293: El mundo es un pañuelo

– Lo que son las coincidencias de la vida, papá… que increíble, el mundo es un pañuelo.
– Anda al grano, Mati hueón latero, filósofo al peo, ¿A qué querí llegar?
– Toma asiento y te cuento, porque te vas a sorprender, ¿Te acuerdas que el sábado te dije que no haría nada, y que me quedaría acostado viendo películas? En realidad, te mentí… Fui a una fiesta.
– ¡Hueón chueco, te odio! ¿Por qué me haces ese tipo de desaires? ¿Te da vergüenza salir conmigo acaso?
– Papá, la última vez que te llevé al carrete de un amigo te metiste a la mala a la pieza de su abuelita, y puta… ¡Le dibujaste a la veterana una corneta en la frente po! Read More

12 May

Capítulo 291: Niñita

– Mamá, ¿Y este vestido de niñita? ¿De quién es?
– ¡Ay, Matías, que emoción! ¿Dónde lo encontraste? ¡No lo puedo creer! Pensé que lo había perdido en alguna mudanza, o algo así.
– Lo encontré en esa caja, la que está llena de ropa vieja, ¿Es de alguna sobrina? Se nota que lo usaba una recién nacida… ¿Por qué lo tienes tú?
– No, no, no es de ninguna sobrina, ¿Cómo se te ocurre? ¡Es tuyo po! O sea, era tuyo. Por eso lo tenía guardado, ¿Por qué más va a ser? No preguntí hueás. Read More

10 May

Capítulo 290: No llueve, pero gotea

– Y en la vida afectiva y sexual, Matías, ¿Cómo andái?
– No llueve, pero gotea. Lo normal no más compadre, nada nuevo que contar.
– ¿Seguí con lo típico? ¿No has experimentado alguna técnica fuera de lo común? ¿Alguna pose exótica?
– No, nada. Lo meto y lo saco no más, a la antigua, me da paja esforzarme.
– ¡Ay, que fome! Lo que es yo, ¡Feliz! Mi pareja me pasa el chico casi todas las noches, ¿Qué te parece?
– Es obvio po, pelao, si tu pareja es hombre.
– ¡Uy, ya, el culiao envidioso!

09 May

Capítulo 289: Empotado

Ahí estaba yo, embobado de amor, mirando al horizonte con mis ojos vidriosos y deshojando flores mientras murmuraba “me quiere mucho, poquito nada; mucho, poquito, nada; me quiere mucho, poquito nada…”. Tenía recién diecisiete años, y si bien ya era considerado un tonto grande ante los ojos de mi familia, mi comportamiento era el de un cabro chico recién flechado por Cupido gracias a la aparición de mi nueva vecina, una lola que, tal como yo en aquella época, andaba en la búsqueda de un amor pasional y romántico, de esos que te hacen lanzar suspiros al viento y dibujar corazones rojos en todos los cuadernos. Un par de veces nos juntamos a regalonear afuera de su casa, y ese mismo par de veces nos dimos algunos besitos locos, suaves y melosos, como emulando aquellos atraques de película que son más cercanos a una fantasía amorosa que a un romance verdadero. Y así, entre suspiros y canciones románticas a todo volumen, pasé mis días prendado al ideal que me hice de ella, hasta que mi viejo se comenzó a preocupar de mi fugaz enamoramiento y cierta mañana, en pleno desayuno, sin siquiera dejarme despabilar del todo, me entregó su preocupante diagnóstico al respecto. Read More

07 May

Capítulo 288: El cumpleaños de mi viejo, 2017 (parte 3).

– Me está comenzando a gustar esto de pasar mis cumpleaños junto a ti, Mati hueón. – me dijo mi viejo mientras caminábamos hacia su casa, ya de madrugada, con el noble fin de tomarnos las últimas piscolas de la jornada para no dormir a saltos – Aunque siempre te cagues con el regalo, me está comenzando a gustar esta dinámica de padre e hijo que pasan el tiempo juntos… eso sí, para el próximo año rájate con un chocolatito po, mínimo, ¡Si no sé a quién saliste tan mano de guagua voh! Read More

04 May

Capítulo 287: El cumpleaños de mi viejo, 2017 (parte 2).

– Un “Sueño Bolivariano” donde el negro Fidel. Sí, eso quiero, un “Sueño Bolivariano” como regalo de cumpleaños. Ya lo decidí.
– ¿“Sueño Bolivariano”? ¿Y qué es eso, viejo? ¿Un copete nuevo, o algo así?
– Digamos que es… una promo… una oferta especial que el negro Fidel ofrecerá en su toples por un tiempo limitado, y como tú me dijiste “pídeme lo que quieras”, bueno… un “Sueño Bolivariano” es lo que quiero.
– Entonces, eso es lo que tendrás.
– ¿Promesa?
– Sí, promesa, ¡Pero igual cuéntame qué es! Estoy metido, ¿Se come? Read More

26 Abr

Capítulo 286: El cumpleaños de mi viejo, 2017 (parte 1).

Martes 25 de abril.
Celebración del cumpleaños de mi taita.

“Ven tipín ocho a tomar once a mi departamento”, le dije a mi viejo en la víspera de su cumpleaños, “¡Y llega sobrio, por favor! Mira que tendré la mesa puesta con algunas cositas ricas que te prepararé con mis propias manos, y no quiero que nada empañe tan arduo trabajo, ¿Estamos?”, ¡Y vaya que me trabajé! Porque mi idea para esta celebración, como nunca, era ofrecerle a mi padre un cumpleaños sorpresa distinto, sencillo e íntimo, en el cual primara la moderación y el buen gusto, es decir, algo totalmente alejado de la ranciedad que tendía a protagonizar nuestras celebraciones de años anteriores. Read More

16 Abr

Capítulo 285: Steffi

Tendría yo unos 26 años cuando desperté junto a la Steffi. Nos habíamos conocido la noche anterior en un encendido pub universitario, de esos donde el reguetón a volumen ensordecedor te invita a bailar, a puntear y a agarrar, pero nunca a conversar. Por lo mismo, lo único que sabíamos el uno del otro al momento de encamarnos eran nuestros nombres, y al despertar, desnudos, felices y abrazados, convenimos en que teníamos cierta química, y decidimos conocernos en serio.

Read More