08 Ene

Capítulo 164: La colita

– ¡Mira la mansa raja que nos gastamos hueón! Encontré una cola arriba de la mesa, cacha.
– ¿Pero pa’ qué vai a seguir fumando viejo? Ya estamos demasiado borrachos, voh estái volao’ como un sapo y yo no me puedo ni el culo, vámonos pa’ la casa será mejor…
– ¡Ah, que erí maricón! Apáñame a fumarme esta colita y nada más, ¿Qué te cuesta?
– Puta, ya, dale… pero hazla corta por fa…
– Tranquilo hombre, le saco un par de quemadas y listo. Mira, la tomo, la prendo y… ¡Mierda! ¡Mierda, mierda, mierda!
– ¿Qué hueá? ¿Está muy potente? ¿Te volaste al toque? ¿Qué onda?
– ¡No, falsa alarma, falsa alarma! Vamos a acostarnos mejor, la hueá era una polilla, falsa alarma.

Comentarios

Comentarios