16 Mar

Capítulo 184: La duda gramatical

– Mati, hijo, ¿A voh te gusta escribir, cierto?
– Sí viejo, recuerda que cuando chico te confesé que amaba las letras y me empezaste a decir “Pabla Neruda” hasta que te aburriste. Incluso me compraste puros lápices rosados y cuadernos de princesas para que cultivara mi arte, aunque todo eso fue con tal de hueviarme, claramente.
– Con tal de incentivarte, querrás decir, mal agradecido.
– Bueno, el punto es que sí, sí me gusta escribir.
– ¡Uy, ya! Entonces necesito que saques a la Pabla Neruda que llevas dentro y me ayudes a redactar una declaración amorosa que tengo en mente.
– ¿En serio viejo? ¡Qué romántico tú! En un caso así te daré una mano encantado, todo sea para que recobres tu fe en el amor y encuentres a la indicada al fin.
– No te pongái tan colipato tampoco, si no es para tanto, es sólo una preguntita, nada más que eso.
– Bueno oh, dime, qué necesitas saber.
– Mati, ¿Cómo es la palabra? ¿“Fuera”, o “fuese”?
– Da igual viejo, de las dos formas está bien.
– ¿Seguro? Ya, entonces terminé, deja mandárselo como mensaje a un par de viejas y… ¡Listo! Gracias Mati, te pasaste.
– Pero viejo, ¿Me vai a dejar metido? Cuéntame al menos que decía el texto po’, a ver si te puedo hacer alguna sugerencia o corrección para la próxima.
– Ah, claro, lorea, dice “Mijita linda, le voy a dar por el chico hasta dejárselo vuelto pa’ fuese”, ¿Cómo te quedó el ojo? ¡Te volé la raja, Pabla Neruda! Aprende del maestro, pajarón; toma apuntes callao’, y sigue la huella del mejor, ¿Y qué pasa?

Comentarios

Comentarios