11 May

Capítulo 203: ¡Funa, funa!

Paseando por el centro con el Payaso Chispita, vimos como un carabinero motorizado estacionaba abruptamente su vehículo unos pocos metros delante de nosotros, justo al lado de una tierna ancianita que vendía flores de manera ambulante. El Chispita, sin dudarlo ni un solo segundo, sacó su celular, activó la cámara y corrió a grabar la situación.

– ¡Funa, funa! – Gritó, abriéndose el paso entre la gente hasta llegar al carabinero en cuestión, a quién le puso el celular en la cara – ¡Esto es ilegal señor, esto es inconstitucional! ¿Por qué no deja trabajar a esta pobre señora? ¿No ve acaso que está decrépita? ¡Mírele su rostro decadente! ¡Y qué decir del olor, si ya hasta huele a muerte! ¿Por qué no va a tomar detenido a los poderosos mejor? ¿Por qué molesta a los pobres, como a esta pobre vieja, que se nota que ni plata para comprar jabón tiene? ¡Miren, mírenle la cara a este oficial, él es el rostro de todo lo que está mal en este país! ¡Se cree superior por portar una placa, y quiere tomar detenida a esta mujer que, aunque ande visiblemente borracha, sólo intenta hacer su trabajo! ¡No la dejan trabajar, le están cortando las alas, le están cortando las manos, le están cortando la vida!

El carabinero, espantado, cubrió la placa que llevaba su nombre, luego se tapó el rostro y, lo más rápido que pudo, se subió a su moto y escapó del lugar. El Chispita sonrió triunfante, había ganado su primera lucha contra el poder, su primera pelea contra el régimen establecido, pero su celebración se vino abajo cuando la ancianita se le tiró encima y, enfurecida, comenzó a pegarle en todo el caracho con un enorme ramo de rosas rojas, mientras le gritaba “¡Toma, ahueonao’! ¡El paco quería comprarme flores para el día de la madre, y voh vení y me cagái toda la venta, piojento chuchetumadre!”. El Chispita, obligado por la gente que presenció la situación, debió comprarle casi todas las flores a la afectada. Más tarde, le pasaron un parte por intentar revenderlas en las afueras de un supermercado.

Comentarios

Comentarios