09 May

Capítulo 22: La sesión abierta.

En mi inicio de Facebook apareció una publicación de mi viejo que, de inmediato, me pareció sospechosa. En resumen, decía algo como “me gusta que me metan la lengua en el hoyo”, así que no esperé más y lo llamé de inmediato.

– Papá, erí súper pajarón, se te quedó el Facebook abierto y alguien se está haciendo pasar por ti.
– ¿Cómo es eso Mati?
– Que un bromista anda escribiendo hueás obscenas usando tu Facebook po viejo, tení que tener cuidado con abrir tu sesión en cualquier computador, publicaron algo de una lengua en el hoyo, no recuerdo bien, así que pon ojo y cambia la contraseña por último.
– ¡Ah! ¡No si esa hueá la publiqué yo!
– ¿Qué? ¿Cómo se te ocurre escribir una hueá así? Llegué a pensar que te habían hackeado.
– ¿Y qué querí que le haga Mati hueón? Si Facebook me pregunta “¿Qué estás pensando?”, y yo tengo que responder po.

Sinceridad ante todo, esa ha sido la enseñanza del día.

Comentarios

Comentarios