25 Jul

Capítulo 227: ¿Pero pa’ qué tan grave?

– Puta que me gustan tus tetas…
– ¡Oye, ubícate, cómo me decí esa hueá!
– Ya, ¿Pero pa’ qué tan grave? Si me gustan tus tetas po.
– Pero puta, no me digái eso po, no veí que me matái las pasiones.
– Ah, Mati culiao, erí terrible de llorón…

Comentarios

Comentarios