09 May

Capítulo 39: Flexible.

– Mati, cuéntame algo… ¿Alguna de tus pololas te lo ha tragado?
– ¿Cómo se te ocurre que te voy a contar una hueá así viejo?
– Me extraña esa desconfianza Mati hueón, yo siempre te cuento todo.
– De las hueás que te preocupai… Y no, ninguna “me lo ha tragado”, como dices tú.
– ¿Ni siquiera la Coni? Esa tenía cara de cornetera.
– Ni siquiera la Coni… una vez me dijo que no porque encontraba que el semen tenía el mismo sabor que el cloro, así que no insistí.
– ¿Que el cloro? Puta, no sé, nunca he probado el cloro.
– ¿Qué hueá viejo?
– ¡Ah, no, no pienses mal Mati hueón! ¡Nunca tan rancio!
– ¿Y entonces?
– Es que cuando joven era tan flexible que podía chupármela a mí mismo, por eso sé de lo que hablo…

Comentarios

Comentarios