09 May

Capítulo 52: La confesión.

– Puta Mati culiao, estai esclavizado en el sistema – me reclamó el pelao Ulises – mírate, te la pasai pegado en tu notebook revisando no sé qué hueá y tapando la pantalla cada vez que intento sapear, ¿Qué onda loco? Si vamos a vivir juntos no quiero secretos, ¿Me entendí, o no?
– Puta pelao, disculpa… y sí, tení razón… ¡Ya! Te lo voy a contar, si al final me vai a pillar igual. ¿Cachai el blog que te recomendé hace unos meses, ese que se llama “Hijo de tigre”?
– Ah, sí… puta, bien fome la hueá, ¿O no? ¿Qué decí? A mí no me dio la paciencia para leer ni una sola historia, onda, iba en la tercera palabra y me quedaba raja, además el hueón que escribe se da mil vueltas para contar una hueá súper simple, así que le quité el Me Gusta hace rato, ¡Una lata tu recomendación! Pero bueno, siempre hay tenido mal gusto voh po, jajaja… ¿Y por qué la pregunta a todo esto?
– Te quería confesar que yo soy el que lo escribe…
– ¡Puta Mati hueón, súper buena la iniciativa hueón! ¡La dura, me cago de la risa! ¡Buena buena buena! Estai escribiendo bien ah, no esperaba menos de ti.
– ¿Ah sí? ¿Y cuál ha sido el relato que más te ha gustado?
– Puta, ese po, el mejor que tení… ¿Por qué me mirai así? ¿Creí que te estoy mintiendo? Si leí tu hueá oh, me gustó esa historia donde salía un español, si me acuerdo bien.
– Eso es de Pepi la fea pelao hueón mentiroso.
– ¿Estay seguro Mati? Mira que yo no me equivoco nunca, ¿O no?
– Da lo mismo pelao, sigamos desempacando tus cachureos será mejor… ¡Y sácate esa cagá de candado de la oreja, estay chorreando sangre por todos lados!
– ¿Estay loco? Es parte de mi estilo, nunca más cambiaré porque otros me lo ordenen.
– Como quieras.
– Oye Matías…
– Sí, dime.
– ¿Tu viejo se irá en algún momento? Está acostado en mi cama desde el domingo, se pone mi ropa vieja sin pedirme permiso y hace una hora lo caché entrando al baño con las fotos que traje de mi señora para recordarla, ¿Es normal eso?
– Sí pelao, no te espantes, es lo más normal que verás acá.

Comentarios

Comentarios